Derecho al olvido: ¿Una amenaza a la libertad de expresión e información?

Derecho al olvido: ¿Una amenaza a la libertad de expresión e información?

6 Nov 2021 Sin categoría 0

El Juzgado de Primera Instancia número 20 de Barcelona ha dado la razón a Crónica Global frente a Eliminalia a raíz del artículo de opinión Protéjanse de Eliminalia. Eliminalia alegó una vulneración del derecho al honor en la denuncia “en contra del principio del derecho a la información”, tal y como concluye la magistrada en la sentencia publicada esta semana. La juez concluye que el artículo denunciado es un relato presentado al público mediante un artículo de opinión «para informar a la opinión pública y al resto de medios cómo actúa la empresa Eliminalia«.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) reconoce el derecho de todo individuo a que se borren sus datos personales de Internet, sin embargo establece una excepción:

Sin embargo, tal no sería el caso si resultara, por razones concretas, como el papel desempeñado por el interesado en la vida pública, que la injerencia en sus derechos fundamentales está justificada por el interés preponderante de dicho público en tener, a raíz de esta inclusión, acceso a la información de que se trate.

Por su parte, el artículo 17 del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) señala lo siguiente

1.El interesado tendrá derecho a obtener sin dilación indebida del responsable del tratamiento la supresión de los datos personales que le conciernan, el cual estará obligado a suprimir sin dilación indebida los datos personales cuando
concurra alguna de las circunstancias siguientes:

a) los datos personales ya no sean necesarios en relación con los fines para los que fueron recogidos o tratados de otro modo;

b) el interesado retire el consentimiento en que se basa el tratamiento de conformidad con el artículo 6, apartado 1, letra a), o el artículo 9, apartado 2, letra a), y este no se base en otro fundamento jurídico;

c) el interesado se oponga al tratamiento con arreglo al artículo 21, apartado 1, y no prevalezcan otros motivos legítimos para el tratamiento, o el interesado se oponga al tratamiento con arreglo al artículo 21, apartado 2;

d) los datos personales hayan sido tratados ilícitamente;

e) los datos personales deban suprimirse para el cumplimiento de una obligación legal establecida en el Derecho de la Unión o de los Estados miembros que se aplique al responsable del tratamiento;

f) los datos personales se hayan obtenido en relación con la oferta de servicios de la sociedad de la información mencionados en el artículo 8, apartado 1.

2. Cuando haya hecho públicos los datos personales y esté obligado, en virtud de lo dispuesto en el apartado 1, a suprimir dichos datos, el responsable del tratamiento, teniendo en cuenta la tecnología disponible y el coste de su aplicación, adoptará medidas razonables, incluidas medidas técnicas, con miras a informar a los responsables que estén tratando los datos personales de la solicitud del interesado de supresión de cualquier enlace a esos datos personales, o cualquier copia o réplica de los mismos.

3. Los apartados 1 y 2 no se aplicarán cuando el tratamiento sea necesario:

a) para ejercer el derecho a la libertad de expresión e información;

b) para el cumplimiento de una obligación legal que requiera el tratamiento de datos impuesta por el Derecho de la Unión o de los Estados miembros que se aplique al responsable del tratamiento, o para el cumplimiento de una misión realizada en interés público o en el ejercicio de poderes públicos conferidos al responsable;

c) por razones de interés público en el ámbito de la salud pública de conformidad con el artículo 9, apartado 2, letras h) e i), y apartado 3;

d) con fines de archivo en interés público, fines de investigación científica o histórica o fines estadísticos, de conformidad con el artículo 89, apartado 1, en la medida en que el derecho indicado en el apartado 1 pudiera hacer imposible u obstaculizar gravemente el logro de los objetivos de dicho tratamiento, o

e) para la formulación, el ejercicio o la defensa de reclamaciones.

El caso de Crónica Global le puede ocurrir a cualquier medio. En este caso, los jueces se han puesto del lado de la libertad de expresión e información, pero no siempre ocurre así. Imagínense qué pasaría si el derecho al olvido estuviera por encima de la libertad de expresión: los artículos desaparecerían de las hemerotecas. No tiene sentido, ¿verdad? Por tanto, conluyo diciendo que esta sentencia es un triunfo de la libertad de expresión frente a la censura que algunas empresas llevan a la práctica. ¡Luchemos entre todos por la libertad de expresión y de información!

 

Deja un comentario